Registro Nacional

Registro fiable de estatus del ciudadano

Los registros nacionales y civiles se encargan de registrar los datos más importantes en los momentos más definitorios de la vida.

Desde nacimientos hasta defunciones, desde matrimonios hasta divorcios y estos registros se basan en instalaciones de software responsables de la gestión de los datos de todos los ciudadanos registrados. Un volumen de datos que una vez que se ha encajado en un archivo físico, se ha disparado en su alcance para incluir, no solo información biográfica, sino también datos biométricos capturados, como huellas dactilares, escáneres faciales o del iris. Los sistemas también deben ser capaces de iniciar la expedición de tarjetas de identidad, pasaportes u otros documentos oficiales.

Mezcla de clientes locales y servidor central

Veridos ofrece soluciones de registro nacional diseñadas alrededor de los componentes HIGHSEC® IMAGO. Estos suelen trabajar con interfaces de servicios web a Sistemas Automatizados de Identificación Biométrica (ABIS) o sistemas de gestión de la tarjeta, conacceso adicional a la imagen o a los archivos de documentos para documentos de filiación.

La columna vertebral del sistema se compone de varios clientes locales en las oficinas locales y al menos un sistema central. Las operaciones se ejecutan a través de un motor de flujo de trabajo y un motor de reglas. El primero se utiliza para agregar o cambiar los nuevos casos de uso para nuevos servicios o nuevas regulaciones; el último realiza los controles de validación, tales como asegurar que solo las personas casadas puedan divorciarse. Las marcas de tiempo para cada nuevo registro garantizan una correcta sincronización en caso de que se caigan las conexiones en línea del sistema local al sistema central.

Excelente adaptabilidad a las necesidades específicas de cada país

La excelente flexibilidad de estos sistemas modernos beneficia tanto al administrador como a los ciudadanos. El sistema puede configurarse y adaptarse a los reglamentos y flujos de trabajo en los diferentes países. La integración de un ABIS reduce incluso más las posibilidades de duplicación, limitando así la posibilidad de fraude en la seguridad social y en las pensiones, y garantizando listas electorales fiables.